caragols

La cocina europea sólo considera a los caracoles como un plato en las mesas de España, Francia y Portugal. En el resto del continente se consideran poco menos que insectos de jardín y campo.

El restaurante Lolo utiliza los caracoles de tamaño medio aunque en otros lugares usan de otra clase, aunque en estos casos o su carne es un poco más dura o de cuerpo muy pequeño.

Si se quieren picantes (es una variedad bastante habitual) se añade una guindilla que se trocea y se añade junto con el jamón.

<< ATRÁS